La sonoridad corporal

El percusionista brasileño sigue siendo una referencia de libertad musical. Dará 3 conciertos aquí.

“La vida fue mi escuela, entre la calle y el escenario aprendí música y hoy es mi intención transmitir todo ese conocimiento”, dice Naná Vasconcelos, uno de los mayores percusionistas brasileños y un músico con una conmovedora historia para contar. “Fui muy pobre y nunca tuve escuela, todo lo aprendí en la calle. A los doce años ya era profesional y recuerdo que tocaba en cabarets con autorización de la policía, y en los entreactos, como era menor, debía salir y quedarme en la calle hasta volver a tocar”, cuenta, antes de dar su workshop en Notorious.

Matéria completa no link abaixo. 

https://www.clarin.com/espectaculos/musica/sonoridad-corporal_0_Hkb4pdNsDQg.html

 

Comente

Desenvolvido por Global Sites | LFDesigner